Carrito
No hay productos en el carrito

Consecuencias de dormir con la boca abierta y soluciones

Consecuencias de dormir con la boca abierta y soluciones

Dormir con la boca abierta no es natural. No. Lo natural es que respires por la nariz. Cuando respiras con la boca abierta es normal que te despiertes con la boca seca, que salives y que se te agrieten los labios, entre otras consecuencias.

En este post nos hemos propuestos, con ayuda de especialistas, contarte las consecuencias de dormir con la boca abierta y, por supuesto, cómo lo puedes solucionar.

Son muchas las personas que se enfundan en su pijama de invierno o verano, se sientan en el sofá, se duermen y al poco rato están durmiendo con la boca abierta.

Roncan y, evidentemente, molestan al resto de la familia. Porque el ronquido es otra de las consecuencias de dormir con la boca abierta.

¿Qué provoca dormir con la boca abierta?

Vamos a empezar por todas esas razones que te llevan a dormir con la boca abierta. Tal y como indica la revista especializada en salud Onsalus las más comunes son:

1.      Dormir boca arriba

Las personas que duermen boca arriba suelen también dormir con la boca abierta. Son también las que roncan con más frecuencia.

2.      Sobrepeso y obesidad

Es fácil imaginar que también las personas que tienen obesidad y sobrepeso tienen más probabilidades de dormir con la boca abierta.  El sobrepeso provoca que los pulmones deban trabajar más para realizar correctamente su función.

La mala noticia es que las cifras de obesidad y sobrepeso están aumentando en España y ya se calcula que un 40 por ciento de los niños sufren una u otra. Es un tema que preocupa a las autoridades sanitarias y ya se están haciendo no pocas campañas para reducir este porcentaje.

3.      Enfermedades

Otra posibilidad es que sufras algún problema respiratorio debido a una enfermedad. Un resfriado común puede ya hacer que duermas con la boca abierta.

4.      Problemas nasales

Como la sinusitis, por ejemplo o una deviación del tabique nasal. Aquí podemos incluir la asma bronquial que quienes la sufren necesitan de más oxígeno.

La consecuencia más visible es el ronquido, como ya hemos apuntado al principio de este artículo. 

Pero dormir con la boca abierta también te puede provocar dolor de cabeza, mal aliento, trastornos del sueño como la apnea y un sinfín de enfermedades de la boca porque entran más bacterias que si respirases por la nariz. Los dentistas advierten que aumenta el riesgo de padecer caries.

Cómo evitar dormir con la boca abierta

Después de un día duro de trabajo y miles y miles de actividades todos tenemos la tentación de meternos en la cama con un pijama cómodo y confortable y olvidarnos de todas las preocupaciones.

Pero, como has visto, no nos podemos olvidar del todo porque dormir con la boca abierta, que es el asunto que estamos analizando en este post, tiene algunas desventajas. Y ya es hora de solucionarlo.

Lo primero que te queremos decir es que sí tú o tu familia os habéis dado cuenta de que duermes con la boca abierta lo mejor es que acudas a un especialista y le cuentes tu problema.

El descanso y el sueño son salud. Y con la salud no se juega, ya lo sabes.

De todas formas, y sólo a título informativo, lo lógico es que si tienes este problema lo primero que has de hacer es intentar cambiar tu forma de dormir. La mejor postura, dicho por todos los especialistas en el sueño, es la lateral.

Incluso la mayoría de colchones están diseñados para las personas que duermen de lado, aunque también los encontrarás en distintos grados de firmeza tanto si duermes boca arriba o boca abajo.

Por cierto, la peor postura es dormir boca abajo porque dificulta la respiración.

Cómo dejar de dormir con la boca abierta y babear

Una de las consecuencias de dormir con la boca abierta es ese babeo que se produce y que aparece en la comisura de los labios. Este babeo provoca al mismo tiempo a que se reseque piel y labios.

Si analizamos más soluciones para dejar de dormir con la boca abierta una de ellas es que te coloques cintas nasales para que “te fuerces” a respirar por la nariz y no por la boca. Sería una respiración más correcta. Eso sí. Para adoptar este método lo que te recomendamos es que acudas a tu médico y se lo comentes.

Hay que buscar la manera de tener los orificios nasales siempre despejados. Una buena manera es comprar almohadas altas en el caso de que no te molesten para conciliar el sueño.

Para ello también puedes ayudarte con aerosoles. Pero, atención, porque ya nos estamos metiendo en el campo de los medicamentos. No te apliques ningún aerosol antes de hablar con tu médico.

Tu médico también te puede aconsejar que realices ejercicios respiratorios.

Lo que vas a conseguir si no duermes con la boca abierta

Con todo lo que te hemos contado hasta el momento ya puedes adivinar que dejar de dormir con la boca abierta sólo te puede aportar beneficios.

Beneficios porque vas a ver que tu calidad del sueño mejora. Dormirás más horas. La media de horas que se duerme en España es inferior a la de los países de nuestro entorno. No llegamos nunca a las 7 u 8 horas que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

No aparecerán dolores de garganta. Dolores que se relacionan en ocasiones con la manera de dormir.

Evitarás también el mal aliento y, sobre todo, evitarás los ronquidos que pueden molestar a tu pareja y a tu familia.

Eso sí. Este artículo es informativo. Así que si tienes este problema acude a tu médico antes de adoptar una solución. Si lo remedias ya verás qué bien duermes después de ponerte tu pijama y abrazar las sábanas. Descanso es salud. No lo olvides.

¿Duermes con la boca abierta? ¿Sabes las razones? ¿Cómo lo has solucionado? No dejes de contestar a estas preguntas en la sección de comentarios.

¿Te ha gustado lo que te hemos contado en este post? Si es así, ¿qué tal si lo compartes por tus redes sociales? Te estaríamos muy agradecidos si lo hicieras.

 

Publicado el 18/10/2021
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.272 segundos